93 220 19 77 info@inpropia.com
Seleccionar página

¿Asesor inmobiliario? Vender no es una habilidad que todo el mundo posea. Hay que estar hecho de una pasta especial que incluye grandes dosis de paciencia y una mente muy estratégica. Además de saber empatizar, es necesario ser hábil para expresarse correctamente, tener buena conversación, toneladas de cultura general y, por si fuera poco, también caer bien.

Pero hay vendedores y vendedores.

Si ya hablamos del sector lujo, los requisitos para ser un buen comercial se extreman. Deben tratar con personas de todo tipo y condición, pero que tienen algo importante en común: su elevado poder adquisitivo.

Inpropia vende casa

El vendedor ha de entender rápidamente la personalidad del comprador y entrar de lleno en su estilo. Captar al vuelo sus necesidades, anhelos y deseos es primordial para después poder devolvérselos empaquetados finamente en forma de regalo.

El objetivo, aparte de cerrar una venta, es ofrecer con su atención un servicio excepcional.

Es por eso que el de asesor inmobiliario es uno de los perfiles profesionales más demandados en el mercado laboral actual. No hay demasiados verdaderos expertos y este número se reduce todavía más cuando nos referimos a la venta de inmuebles de cierta categoría.

¿Estás vendiendo tu casa y todavía no sabes si deberías contar con uno de ellos?

Conocimientos técnicos y prácticos del asesor inmobiliario 

Eso que el asesor tiene y a ti te falta.

Control del mercado

Además de saber exactamente qué teclas hay que tocar para encontrar a los compradores correctos, también conocen a las personas adecuadas para llegar hasta ellos.

Es decir, dentro del sector es necesario estar al día. Dominar el juego del quién es quién. Obviamente, el propietario que trate de vender su propiedad por su cuenta no tiene acceso a la gran red de contactos que los asesores sí manejan.

Control de precios 

No importa lo que hagas ni cómo lo hagas. El asesor obtendrá siempre un mayor beneficio. ¿Es esto posible? Sí, por supuesto. Trabaja entre propiedades continuamente y tiene una experiencia acumulada que le va a permitir explotar al máximo las fortalezas de tu casa y minimizar las debilidades para finalmente conseguir aumentar la cifra de venta.

¿Te preguntas cómo funciona?

Al contar con los servicios de un intermediario, este estimará el valor real de la vivienda de la forma más aproximada posible, teniendo en cuenta factores que por su trabajo conoce de sobra. Nos referimos a la situación, las características propias (si hay piscina, zonas verdes privadas o comunes, terrazas, porche…) los metros cuadrados y, sobre todo, la referencia de las viviendas similares que se encuentren en la misma zona.

El tiempo es oro 

Pongamos que no eres precisamente una persona ociosa.

Tiempo inpropia asesorVamos a suponer que trabajas, que tienes familia y otras obligaciones. Incluso vamos a dar por hecho que no vives precisamente cerca de la propiedad que pretendes vender. Además, no tienes por qué ser experto en portales inmobiliarios y en promoción de viviendas en sitios web especializados.

¿Entonces, qué es lo que está en juego?

Efectivamente. Tu tiempo. ¿Sabes cuánto de él gastarías entre desplazamientos, conversaciones telefónicas y horas muertas en Internet?

El tiempo es más importante de lo que a veces pensamos. El tiempo que vas a emplear en intentar vender tu propiedad te va acabar estresando, pudiendo llegar a perder el control en alguna ocasión y posiblemente frustrándote bastante a menudo. Disponer de ese tiempo te va a mejorar el balance personal sin ninguna duda, vas a ser mucho mas productivo, más resolutivo y por tanto vas a ser más feliz.

El asesor se ocupará de todo y te irá informando puntualmente. Desde la toma de fotografías profesionales, el copywriting para la promoción del inmueble o las visitas guiadas a posibles compradores interesados, hasta organizar el papeleo legal relativo a la compra-venta, llegando a la firma de las escrituras públicas.

Y mientras, tú continúas con tu vida. Esto bien vale un asesor, ¿no es cierto?

Como has podido comprobar, todo se reduce, a fin de cuentas, a una cuestión económica. Tratar de ahorrar unos miles de euros en este tipo de operaciones, a buen seguro te saldrá a la postre más caro.

Nuestra recomendación es la siguiente: actúa con inteligencia.

No sobrevalores tu paciencia. Sé consciente de que vender una propiedad, y aún más una propiedad de alto standing, puede llegar a ser un proceso largo y costoso. Los propietarios que se aventuran a prescindir de un buen asesor inmobiliario acaban tirando la toalla a los pocos meses y contratando uno, o directamente bajando catastróficamente el precio de la vivienda con tal de quitársela de encima de una vez.

RONDA DEL GENERAL MITRE, 126, 08021, BARCELONA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies